CODIGO 1260




ORANDO
con el
código
1260
Apóstol Marcelino Sojo





Publicado en USA por
B W MEDIA INTERNATIONAL

Publicado en Venezuela, Argentina, Chile, Paraguay, Colombia, Brasil por EDITORIAL AMPLITUD

Derechos Reservados
© 2010 B&W MEDIA INTERNATIONAL

SEGUNDA EDICIÓN 2012

Título publicado originalmente en español: ORANDO CON EL  CÓDIGO 1260

Ninguna parte de esta publicación podrá ser reproducida, procesada en algún sistema que la pueda reproducir, o transmitida en alguna otra forma o por algún medio electrónico, mecánico, fotocopia, cinta magnetofónica u otro, sin el permiso de los editores, excepto para breves citas en reseñas.

Citas Bíblicas tomadas de la Santa Biblia, versión Reina Valera de 1960.
©Sociedades Bíblicas Unidas. Usadas con permiso.

La FEDERACIÓN CENTRO CRISTIANO PARA LAS NACIONES (CCN) está autorizada, por escrito, por el ap. Marcelino Sojo para la adaptación de este material a su visión-misión, así como para la impresión y distribución del mismo, en los países Argentina, Venezuela, Chile, Paraguay, Colombia y Miami - USA.


Clasificación: Religión







Orando con el código 1260
Tiempo de Oración
Este es un libro totalmente profético. Escrito bajo la plena dirección del Espíritu Santo para un ejército de hombres y mujeres que  están levantándose por el poder de la Palabra, para la conquista de millones de vidas.  De modo que, con toda autoridad espiritual podamos juntos orar al mismo tiempo, dominar los aires de pueblos, ciudades, naciones y continentes, y recoger la cosecha que el Padre eterno nos preparó sin límites.
Para todo esto es necesario entender cuatro verdades profundas que ocurren al  orar con el código 1260. 
1.-  El poder del uno en oración. Rompe con toda agenda oscura de división, porque nos unimos en el mismo Espíritu y al mismo tiempo, activando los resultados nunca antes vistos, por estar perfectos en unidad.
2.- El poder del acuerdo. Cuando todos hablamos las mismas palabras y lo hacemos al mismo tiempo, decretando conquista, posesión y dominio, se activa la respuesta  milagrosa desde los cielos sobre la tierra, en forma acelerada. (Una de las trampas que le ha hecho daño al cristianismo de hoy es el desacuerdo en lo que hablamos). El acuerdo en nuestros decretos manifiesta en nosotros la gloria del Eterno.
3.-  Orando con el código 1260. Este código crea una disciplina de tiempos de oración. Los equipos y las personas que entran en el pacto de oración adquieren esta disciplina. En tres minutos todos confesamos lo mismo y esto estremece el mundo espiritual.  Además, crea en nosotros una cultura de ejército. De esa manera se rompe todo planteamiento egoísta, ya que confesamos, declaramos, y vivimos en función de que se salven millones de personas.
4.  Una misma declaración en un mismo tiempo. El código 1260 asegura que, declarando todos lo mismo, y al mismo tiempo, se acelera la multiplicación y las respuestas milagrosas.
Usted será bendecido(a) en todo lo que emprenda. Así mismo, su vida, su familia, sus finanzas y su cosecha asignada.
 Es aquí y es ahora”
Bienvenidos al código de oración 1260
Pacto de Inmolación



Los 4 secretos del código 1260
-1- UNO
Desarrollar el poder del UNO en oración. Acciones de fe, profecías y declaraciones, acelerarán la manifestación de la gloriosa  salvación sobre millones de personas. Jesús dijo: “Para que sean UNO, para que el mundo crea”. Eso dice que la división retrasa la multiplicación. El poder del UNO mueve el mundo espiritual del crecimiento y de la multiplicación.
Para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste. La gloria que me diste, yo les he dado, para que sean uno, así como nosotros somos uno. Yo en ellos, y tú en mí, para que sean perfectos en unidad, para que el mundo conozca que tú me enviaste. Juan 17:21-23
Desarrolla la perfecta unidad profética y de visión. La división es la maldición más grande  que ha hecho daño dentro de los escogidos.
Por lo tanto, orar lo mismo y al mismo tiempo, crea un impacto estremecedor en el mundo espiritual. Esto no anula las oraciones personales; pero cuando se piensa en la conquista del mundo entero la perfecta unidad es clave. Usted se sorprenderá por los rápidos resultados.
Orando lo mismo - Declarando lo mismo - Al mismo tiempo.
Una misma visión - Uno con Dios - Un mismo pensamiento.
Profetizando todos a una misma hora, provocaremos estruendos y múltiples maravillas.
-2- DOS
Otra vez os digo, que si dos de vosotros se pusieren de acuerdo en la tierra acerca de cualquiera cosa que pidieren, les será hecho por mi Padre que está en los cielos. Mateo 18:19
Las oraciones, en el poder del acuerdo, hacen que la unidad profética sea poderosa. El desacuerdo es división y eso cierra los cielos. Por lo tanto, si dos se ponen de acuerdo, por algo en la tierra, Dios lo hace. ¿Cómo serán miles de personas orando por lo mismo y creyendo en perfecto acuerdo? Este secreto provoca aceleración de lo que queremos.
-6-  SEIS
Génesis 1:26 y Lucas 1:26 hablan de nuevas criaturas. La primera falló, la segunda cumplió. Ambas son el comienzo de una nueva creación. Es por eso que el número 6 es el número del “ser humano”. Este número no podía faltar en este código, pues corresponde a una generación enteramente obediente, semejante a Cristo.
Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra. Génesis 1:26
Al sexto mes el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret. Lucas 1:26
Seis, proféticamente, habla de nueva criatura. Al sexto mes, el ángel Gabriel se presentó a María para poner en su vientre al Mesías. El ser humano fue hecho el día sexto, y hay muchos textos de revelación en esto. Este número habla de una generación nueva que nace en perfecta sincronía a la visión-misión. Una generación de obediencia total, hablando lo mismo, creyendo lo mismo.
-0- CERO
Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra. Génesis 1:28
Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin. Mateo 24:14
Y daré a mis dos testigos que profeticen por mil doscientos sesenta días, vestidos de cilicio. Apocalipsis 11:3
Este número, se parece al globo terráqueo. Nos habla de posesión, dominio, control y avanzada. Este número habla de predicación  del evangelio del Reino a todas las naciones. También indica ganancia y prosperidad. Piense en los diez camellos cargados que recibió Rebeca y en el diez del diezmo para la prosperidad de los santos; ambos tienen el cero a la derecha.
El cero a la derecha habla de ganancia milagrosa, multiplicada y fuera de lo común. Un cero a la izquierda habla de nada, en todos los aspectos.
Todo aquel que se una en estas oraciones en el poder del uno, apasionado por las vidas, prosperará y ganará. Todos los que estén en el pacto 1 2 6 0 terminarán ganando.








Orando con el código 1260
6:00 am
Profecía
A ESTA HORA CUANDO SALEN LOS PRIMEROS RAYOS DEL SOL DIGO: “SEA LA LUZ”
En el nombre de Dios Todopoderoso, creador de los cielos y de la tierra, y en Jesucristo, el Rey de las naciones, el testigo eterno, el salvador del mundo, el que dio su vida por mí, quien murió en la cruz y resucitó al tercer día, a Él sea la gloria y la honra por los siglos de los siglos. En Su nombre yo declaro que este tiempo es extraordinario y glorioso para mí. Por Jesucristo, nombre que es sobre todo nombre, declaro que cumplo en forma perfecta, sin ninguna distracción, con mi pacto 1260. Es mi compromiso con mi Padre eterno servir para la salvación de millones de vidas; para eso fui escogido desde la eternidad. Me levanto en el poder de su bendito nombre, y por el santo llamado que me hizo desde antes de la fundación del mundo, hoy respondo en forma diligente y efectiva a la agenda del Padre. Por Su gloriosa sangre derramada en la cruz, declaro que estoy  bajo el pacto de inmolación 1260. Este es el pacto:
1        Soy uno con Dios
2    Estoy de acuerdo con su visión en todo
6    Vivo en plenitud de obediencia
0    Nací para ganar, jamás aceptaré la pérdida
Es por eso que no vivo para mí mismo, vivo para agradar al que me envió. Me presento como ofrenda de sacrificio vivo, cumplo con mis asignaciones divinas. A Cristo sea la gloria por los siglos de los siglos.
Este es el tiempo de salvación en grande. Millones de personas aceptan a Jesús como su salvador, en las distintas naciones de la tierra, confiesan sus pecados y entran en arrepentimiento profundo y genuino.
Soy instrumento de Dios que recoge esa cosecha. Tengo mis ojos abiertos.
Todas las personas que confiesan a Jesucristo son firmes en sus decisiones. Declaro que son los mejores discípulos, hasta llegar a ser obreros fieles de su viña gloriosa que llevarán mucho fruto.
Por el poder de la gracia redentiva en Cristo, declaro que veré la gloria como nunca antes en mi territorio asignado. Fructificaré, me multiplicaré y dominaré. Hoy prospera mi rebaño, soy diligente en los hogares, defenderé cada oveja del león y del oso, no perderé ni una. Soy como la hormiga, mis metas están claras, veo con los ojos del espíritu, mi cosecha está lista. El Eterno todo lo preparó para mí. Confieso con plena seguridad y fe que soy como el grano de trigo que sembrado en buena tierra lleva mucho fruto. Mi tiempo es especial, porque sobre mí está la revelación, el poder, la sabiduría y el discernimiento. Por la sangre de Jesucristo no caeré en tentaciones, cumpliré mis asignaciones divinas.
·                  Hoy nada ni nadie me robará la visión. Veo por los ojos del espíritu los miles que el Eterno Dios preparó para que los atendiera y los afirmara en su camino.
·                  Seré diligente en cumplir con el sueño de Dios. Hoy no permitiré que nada me distraiga. Viviré todo el día conectado a la luz de la revelación.
·                  Cada persona que el Eterno me entregue será atendida con respeto y perseverancia, sabiendo que Dios hará con cada vida una nación grande.
·                  Mi corazón está inundado del amor de Dios y tengo el carácter de Cristo para no despreciar las vidas. Las honraré
·                  Hoy se expande mi camino. Millones de personas son salvas. Hoy ocurre todo tipo de milagros  sorprendentes y gloriosos. Por el poder de la palabra de gracia en Cristo hoy veré manifestaciones milagrosas que ocurrirán al pronunciar su nombre.
·                  Me moveré en plenitud de obediencia, escuchando la voz del Espíritu y obedeciendo. Nada me distraerá, porque la hora de mi posesión ha llegado.
·                  Mi vida está bajo el pacto de inmolación; por lo tanto, no me dejaré engañar, cumpliré la palabra. Todo lo que Dios dijo de mí fluirá con poder y gloria. Velaré en el espíritu, derrotaré el individualismo, reconoceré al resto del cuerpo de Cristo que cumple, cerca y lejos de mí, la visión-misión asignada por Dios.
·                  Respetaré a mis hermanos, los honraré. No caeré en las tentaciones de la distracción, porque estoy en el pacto de inmolación. Sé cuál es mi principio y puedo ver mi final de gloria. Nada me detiene, mi resurrección gloriosa está garantizada. Es aquí y es ahora.

Nota especial: Cuando oro al rayar el alba, es decir, cuando comienzan a salir los primeros rayos del sol, creo un dominio profético y creativo para el resto del día. Jesús lo practicaba. Siendo aun oscuro él se levantaba y  oraba. Marcos 1:35. ¡Por eso era tan efectivo en todo!
Los milagros más grandes que se encuentran en la Biblia ocurrieron rayando el alba.
Hoy, hago mi proclama, veré la gloria de Dios, y ocurrirán resultados maravillosos. ¡Este tiempo profético es clave!

Mi postura profética comenzando el día
  • Recibo la información del Espíritu respecto a la gran victoria del día y confieso con plena seguridad que se cumplirá.
  • Cancelo las operaciones de los perversos, y declaro la compañía de los ángeles en todo.
  • Pongo un manto de protección sobre la familia apostólica, sobre el presbiterio nacional e internacional, sobre todas las familias de CCN y sobre toda mi familia.
  • Cubro con éxito y rendimiento a todos mis discípulos y obreros. Los bendigo a cada uno por su nombre.
  • Las visiones que recibo en mi espíritu, de inmediato las escribo y las declaro con mi boca, para descodificarlas en el mundo físico.
  • Utilizo la potestad creativa de la profecía. Hablo qué es lo que quiero, cuánto quiero, cómo lo quiero. Esto fluye para todo: personas, dinero y bienes.
  • Separo mi alma y mis sentidos por la Palabra, y creo la verdad que viene de Dios. Esto me da victoria total.
Mantengo mi adoración y comunión desde mi espíritu. Esto me mantiene libre de tentaciones. 


9:00 am
 Día de rendimiento, de poder y de gloria
“DECLARACIÓN: MI VIDA ES COMO LA LUZ DE LA AURORA, CON UNA GLORIA QUE VA EN AUMENTO”
En el nombre de Dios Todopoderoso, creador de los cielos y de la tierra, y en Jesucristo, el Rey de las naciones, el testigo eterno, el salvador del mundo, el que dio su vida por mí, quien murió en la cruz y resucitó al tercer día, a Él sea la gloria y la honra por los siglos de los siglos. En Su nombre yo declaro que este tiempo es extraordinario y glorioso para mí. Por Jesucristo, nombre que es sobre todo nombre, declaro que cumplo en forma perfecta, sin ninguna distracción, con mi pacto 1260. Es mi compromiso con mi Padre eterno servir para la salvación de millones de vidas; para eso fui escogido desde la eternidad. Me levanto en el poder de su bendito nombre, y por el santo llamado que me hizo desde antes de la fundación del mundo, hoy respondo en forma diligente y efectiva a la agenda del Padre. Por Su gloriosa sangre derramada en la cruz, declaro que estoy  bajo el pacto de inmolación 1260. Este es el pacto:
1        Soy uno con Dios
2    Estoy de acuerdo con su visión en todo
6    Vivo en plenitud de obediencia
0    Nací para ganar, jamás aceptaré la pérdida
Es por eso que no vivo para mí mismo, vivo para agradar al que me envió. Me presento como ofrenda de sacrificio vivo, cumplo con mis asignaciones divinas. A Cristo sea la gloria por los siglos de los siglos.
Este es el tiempo de salvación en grande. Millones de personas aceptan a Jesús como su salvador, en las distintas naciones de la tierra, confiesan sus pecados y entran en arrepentimiento profundo y genuino.
Soy instrumento de Dios que recoge esa cosecha. Tengo mis ojos abiertos.
Todas las personas que confiesan a Jesucristo son firmes en sus decisiones. Declaro que son los mejores discípulos, hasta llegar a ser obreros fieles de su viña gloriosa que llevarán mucho fruto.
Por el poder de la gracia redentiva en Cristo, declaro que veré la gloria como nunca antes en mi territorio asignado. Fructificaré, me multiplicaré y dominaré. Hoy prospera mi rebaño, soy diligente en los hogares, defenderé cada oveja del león y del oso, no perderé ni una. Soy como la hormiga, mis metas están claras, veo con los ojos del espíritu, mi cosecha está lista. El Eterno todo lo preparó para mí. Confieso con plena seguridad y fe que soy como el grano de trigo que sembrado en buena tierra lleva mucho fruto. Mi tiempo es especial, porque sobre mí está la revelación, el poder, la sabiduría y el discernimiento. Por la sangre de Jesucristo no caeré en tentaciones, cumpliré mis asignaciones divinas.
Hoy es día de rendimiento, de poder y de gloria.
·                  Me moveré en el poder de la gracia preparada para ganar miles de personas para Cristo. Hoy es día de rendimiento, de poder y de gloria.
·                  Declaro que se salvarán los escogidos de Dios. Serán consolidados en el propósito, porque hoy es día de rendimiento, de poder y de gloria.
·                  Este es el día de la manifestación de las maravillas eternas sobre mi territorio. Nada ni nadie me apagará el fuego. Hoy es día de rendimiento, de poder y de gloria.
·                  La multiplicación ya comenzó. Millones de personas se vuelven a la fe. Hoy es avergonzado nuestro enemigo. Hoy es día de rendimiento, de poder y de gloria.
·                  Los oídos de las multitudes se abren, milagros sorprendentes se manifiestan. Hoy es día de rendimiento, de poder y de gloria.
·                  Veo una fiesta en los cielos por la salvación de miles de personas y mi Padre se goza en los cielos. Estoy velando y cuidando la cosecha de mi Padre, porque hoy es día de rendimiento, de poder y de gloria.
·                  Todo lo que iba a suceder en 300 años ocurrirá en los próximos 1260 días, porque hoy es día de rendimiento, de poder y de gloria.

Mi postura profética a media mañana
  • Le hablo a mi territorio. Todo lo creado responde cuando yo uso el nombre que es sobre todo nombre. Le hablo a lo que parece  muerto: a las plantas, a los mares, al viento, a las autoridades civiles, políticas y militares. Le hablo al espíritu de los muertos en pecado y todo obedecerá.
  • Jamás me dejaré impresionar por la apariencia. Lo que yo veo no es lo verdadero, todo lo verdadero viene de la verdad eterna de Dios.
  • El nombre de Jesucristo me da poder sobre todo lo visible e invisible. Aun lo más rebelde se tiene que sujetar.
  • Voy sólo adonde Dios me envíe y me irá bien.


12:00 m
Hoy es el día de mi cosecha gloriosa
“A ESTA HORA DEL DIA DECLARO QUE MI DÍA ES PERFECTO. LA LUZ DE LA REVELACIÓN ME ALUMBRA SOBRE TODO. HOY ES DÍA DE MI COSECHA GLORIOSA”
En el nombre de Dios Todopoderoso, creador de los cielos y de la tierra, y en Jesucristo, el Rey de las naciones, el testigo eterno, el salvador del mundo, el que dio su vida por mí, quien murió en la cruz y resucitó al tercer día, a Él sea la gloria y la honra por los siglos de los siglos. En Su nombre yo declaro que este tiempo es extraordinario y glorioso para mí. Por Jesucristo, nombre que es sobre todo nombre, declaro que cumplo en forma perfecta, sin ninguna distracción, con mi pacto 1260. Es mi compromiso con mi Padre eterno servir para la salvación de millones de vidas; para eso fui escogido desde la eternidad. Me levanto en el poder de su bendito nombre, y por el santo llamado que me hizo desde antes de la fundación del mundo, hoy respondo en forma diligente y efectiva a la agenda del Padre. Por Su gloriosa sangre derramada en la cruz, declaro que estoy  bajo el pacto de inmolación 1260. Este es el pacto:
1        Soy uno con Dios
2    Estoy de acuerdo con su visión en todo
6    Vivo en plenitud de obediencia
0    Nací para ganar, jamás aceptaré la pérdida
Es por eso que no vivo para mí mismo, vivo para agradar al que me envió. Me presento como ofrenda de sacrificio vivo, cumplo con mis asignaciones divinas. A Cristo sea la gloria por los siglos de los siglos.
Este es el tiempo de salvación en grande. Millones de personas aceptan a Jesús como su salvador, en las distintas naciones de la tierra, confiesan sus pecados y entran en arrepentimiento profundo y genuino.
Soy instrumento de Dios que recoge esa cosecha. Tengo mis ojos abiertos.
Todas las personas que confiesan a Jesucristo son firmes en sus decisiones. Declaro que son los mejores discípulos, hasta llegar a ser obreros fieles de su viña gloriosa que llevarán mucho fruto.
Por el poder de la gracia redentiva en Cristo, declaro que veré la gloria como nunca antes en mi territorio asignado. Fructificaré, me multiplicaré y dominaré. Hoy prospera mi rebaño, soy diligente en los hogares, defenderé cada oveja del león y del oso, no perderé ni una. Soy como la hormiga, mis metas están claras, veo con los ojos del espíritu, mi cosecha está lista. El Eterno todo lo preparó para mí. Confieso con plena seguridad y fe que soy como el grano de trigo que sembrado en buena tierra lleva mucho fruto. Mi tiempo es especial, porque sobre mí está la revelación, el poder, la sabiduría y el discernimiento. Por la sangre de Jesucristo no caeré en tentaciones, cumpliré mis asignaciones divinas.
Hoy es día de mi cosecha gloriosa
·                     Avanzo en el espíritu y nada me detiene. Hoy es el día de mi cosecha gloriosa.
·                     Ando en la perfecta compañía de los ángeles de Dios. Hoy es el día de mi cosecha gloriosa.
·                     Persevero en el poder del uno con Dios, por cada vida que me entregue. Hoy es el día de mi cosecha gloriosa.
·                     Sé que veré la consolidación del propósito eterno. Todo lo que Dios me dijo se cumple. Soy firme y radical con lo que Dios me dio. Nada me distraerá. Hoy es el día de mi cosecha gloriosa.
·                     Vivo rendido a los planes de Dios. Hoy es el día de mi cosecha gloriosa.
·                     Se me abre toda puerta para ministrar la salvación de Dios. Hoy es el día de mi cosecha gloriosa.
·                     La visión es firme y poderosa. Estoy enfocado todo el día en el plan divino. Hoy es el día de mi cosecha gloriosa.
·                     Declaro que son derrotadas las potestades de la resistencia diabólica; toda potestad vuelve a los abismos. Nada me detendrá, porque hoy es el día de mi cosecha gloriosa.
·                     Estoy unido a millones de obreros del evangelio del Reino de Dios, que juntos, hoy, recogemos la cosecha gloriosa. Hoy es el día de mi cosecha gloriosa.

Tomo dominio del punto medio del día
Y le era necesario pasar por Samaria.  Vino, pues, a una ciudad de Samaria llamada Sicar, junto a la heredad que Jacob dio a su hijo José. Y estaba allí el pozo de Jacob. Entonces Jesús, cansado del camino, se sentó así junto al pozo. Era como la hora sexta (12m). Vino una mujer de Samaria a sacar agua; y Jesús le dijo: Dame de beber. Juan 4:4-7
Es necesario que yo le hable a mi alma y a mi cuerpo para que se sometan a la agenda que el Padre les asignó. Espero en mi territorio asignado y reconozco a estos grandes enemigos de mi vida y de la visión-misión:
El cansancio físico y mental
La desesperación
La distracción
La incomodidad
La postergación
La inconstancia

El lugar asignado es clave, no me muevo.
Este tiempo es clave. Me mantengo hablando la Palabra y confesándola con firmeza. También debo aplicar una herramienta que atrae el bien de Dios sobre mi vida, ésta es la expectativa. El poder de la expectativa es como un imán que hace que lo bueno llegue, y con sabiduría jamás dejaré que pase de largo. El rey David aplicaba la  ley de la confesión al alma, para que no se desenfocara.
Por lo general, a todo aquel que está atento se le manifiesta lo esperado.


3:00 pm – 15:00 hrs
 “A ESTA HORA DE LA TARDE DECLARO DE TODO CORAZÓN QUE CUMPLO EL COMPROMISO CON MI PADRE”
En el nombre de Dios Todopoderoso, creador de los cielos y de la tierra, y en Jesucristo, el Rey de las naciones, el testigo eterno, el salvador del mundo, el que dio su vida por mí, quien murió en la cruz y resucitó al tercer día, a Él sea la gloria y la honra por los siglos de los siglos. En Su nombre yo declaro que este tiempo es extraordinario y glorioso para mí. Por Jesucristo, nombre que es sobre todo nombre, declaro que cumplo en forma perfecta, sin ninguna distracción, con mi pacto 1260. Es mi compromiso con mi Padre eterno servir para la salvación de millones de vidas; para eso fui escogido desde la eternidad. Me levanto en el poder de su bendito nombre, y por el santo llamado que me hizo desde antes de la fundación del mundo, hoy respondo en forma diligente y efectiva a la agenda del Padre. Por Su gloriosa sangre derramada en la cruz, declaro que estoy  bajo el pacto de inmolación 1260. Este es el pacto:
1        Soy uno con Dios
2    Estoy de acuerdo con su visión en todo
6    Vivo en plenitud de obediencia
0    Nací para ganar, jamás aceptaré la pérdida
Es por eso que no vivo para mí mismo, vivo para agradar al que me envió. Me presento como ofrenda de sacrificio vivo, cumplo con mis asignaciones divinas. A Cristo sea la gloria por los siglos de los siglos.
Este es el tiempo de salvación en grande. Millones de personas aceptan a Jesús como su salvador, en las distintas naciones de la tierra, confiesan sus pecados y entran en arrepentimiento profundo y genuino.
Soy instrumento de Dios que recoge esa cosecha. Tengo mis ojos abiertos.
Todas las personas que confiesan a Jesucristo son firmes en sus decisiones. Declaro que son los mejores discípulos, hasta llegar a ser obreros fieles de su viña gloriosa que llevarán mucho fruto.
Por el poder de la gracia redentiva en Cristo, declaro que veré la gloria como nunca antes en mi territorio asignado. Fructificaré, me multiplicaré y dominaré. Hoy prospera mi rebaño, soy diligente en los hogares, defenderé cada oveja del león y del oso, no perderé ni una. Soy como la hormiga, mis metas están claras, veo con los ojos del espíritu, mi cosecha está lista. El Eterno todo lo preparó para mí. Confieso con plena seguridad y fe que soy como el grano de trigo que sembrado en buena tierra lleva mucho fruto. Mi tiempo es especial, porque sobre mí está la revelación, el poder, la sabiduría y el discernimiento. Por la sangre de Jesucristo no caeré en tentaciones, cumpliré mis asignaciones divinas.
Cumplo el compromiso con mi Padre
·                     Me esfuerzo con la sagrada misión asignada. El que me envió no es un ser humano, sino el Dios del universo. Cada segundo me esfuerzo y cumplo el compromiso con mi Padre.
·                     Estoy despojado de toda atadura y de toda maldición que trate de distraerme. Lanzo a los abismos cualquier perturbación, porque cumplo el compromiso con mi Padre.
·                     Me enfoco en las cosas pequeñas para ser efectivo. No permito que la maldición de la distracción me desvíe del propósito, porque cumplo el compromiso con  mi Padre.
·                     Antes de que el día acabe podré decir “consumado es”, porque cumplo el compromiso con mi Padre.
·                     Me levanto en fe, nada me detiene. Rompo toda agenda de oscuridad en el nombre de Jesucristo. Veo las cosas claras por la palabra, porque me es necesario cumplir el compromiso con mi Padre.
·                     Avanzo minuto a minuto, segundo a segundo, retirándome de toda maldición y engaño, porque cumplo el compromiso con mi Padre.
·                     En mi vida no hay lugar para el pecado. Camino en la perfecta santidad con mi Dios, porque cumplo el compromiso con mi Padre.
·                     Hoy el Padre preparó corazones para que yo les ministre. Si no ayudo a las almas, éstas sufrirán. Obedezco a mi Dios. Cumplo el compromiso con mi Padre.
Mi postura profética a la media tarde
  • Este es un tiempo de fluir con rapidez, porque es tiempo de la manifestación del poder y la gloria de Dios.
  • Debo ser diligente. Corro, me muevo y veo la gloria de Dios.
  • Declaro milagros sobre lo que el Eterno me dio.
  • Hablo y manifiesto el poder de Dios. Esta hora es tiempo de activación de milagros muy grandes; los declaro con confianza y los veré.

6:00 pm – 18:00 hrs
Talita Cumi =El manto me cubre, el manto me levanta
“HOY DECLARO DE TODO CORAZÓN QUE AVANZO SIN TEMOR, PORQUE EL MANTO QUE ME CUBRE ES EL MANTO QUE ME LEVANTA”
En el nombre de Dios Todopoderoso, creador de los cielos y de la tierra, y en Jesucristo, el Rey de las naciones, el testigo eterno, el salvador del mundo, el que dio su vida por mí, quien murió en la cruz y resucitó al tercer día, a Él sea la gloria y la honra por los siglos de los siglos. En Su nombre yo declaro que este tiempo es extraordinario y glorioso para mí. Por Jesucristo, nombre que es sobre todo nombre, declaro que cumplo en forma perfecta, sin ninguna distracción, con mi pacto 1260. Es mi compromiso con mi Padre eterno servir para la salvación de millones de vidas; para eso fui escogido desde la eternidad. Me levanto en el poder de su bendito nombre, y por el santo llamado que me hizo desde antes de la fundación del mundo, hoy respondo en forma diligente y efectiva a la agenda del Padre. Por Su gloriosa sangre derramada en la cruz, declaro que estoy  bajo el pacto de inmolación 1260. Este es el pacto:
1        Soy uno con Dios
2    Estoy de acuerdo con su visión en todo
6    Vivo en plenitud de obediencia
0    Nací para ganar, jamás aceptaré la pérdida
Es por eso que no vivo para mí mismo, vivo para agradar al que me envió. Me presento como ofrenda de sacrificio vivo, cumplo con mis asignaciones divinas. A Cristo sea la gloria por los siglos de los siglos.
Este es el tiempo de salvación en grande. Millones de personas aceptan a Jesús como su salvador, en las distintas naciones de la tierra, confiesan sus pecados y entran en arrepentimiento profundo y genuino.
Soy instrumento de Dios que recoge esa cosecha. Tengo mis ojos abiertos.
Todas las personas que confiesan a Jesucristo son firmes en sus decisiones. Declaro que son los mejores discípulos, hasta llegar a ser obreros fieles de su viña gloriosa que llevarán mucho fruto.
Por el poder de la gracia redentiva en Cristo, declaro que veré la gloria como nunca antes en mi territorio asignado. Fructificaré, me multiplicaré y dominaré. Hoy prospera mi rebaño, soy diligente en los hogares, defenderé cada oveja del león y del oso, no perderé ni una. Soy como la hormiga, mis metas están claras, veo con los ojos del espíritu, mi cosecha está lista. El Eterno todo lo preparó para mí. Confieso con plena seguridad y fe que soy como el grano de trigo que sembrado en buena tierra lleva mucho fruto. Mi tiempo es especial, porque sobre mí está la revelación, el poder, la sabiduría y el discernimiento. Por la sangre de Jesucristo no caeré en tentaciones, cumpliré mis asignaciones divinas.
Declaro: Talita Cumi. El manto me cubre, el manto me levanta.
·                  La resistencia ha sido derrotada; por lo tanto,  el manto me cubre y el manto me levanta.
·                  Mis enemigos han sido avergonzados. El manto me cubre y el manto me levanta.
·                  Mi socorro, mi fortaleza y mi fuerza vienen del Eterno. El manto me cubre y el manto me levanta.
·                  Las fuerzas oscuras del mal nunca me pueden tocar, porque el manto me cubre y el manto me levanta.
·                  Todas las mentiras de las tinieblas siempre son derrotadas, porque el manto me cubre y el manto me levanta.
·                  Entiendo que las fuerzas de las tinieblas no prevalecen contra mí, ni contra mi familia. Satán es un mentiroso. El manto me cubre y el manto me levanta.
·                  Han sido derrotados la maldición de la inconstancia, el espíritu de cobardía, el de inseguridad y el de temor, porque el manto me cubre y el manto me levanta.

Mi postura profética del fin de la tarde
  • Consolido lo que el Eterno me entregó.
  • Soy diligente con el fruto y le agradezco al Eterno.
  • Fluyo en adoración por mi cosecha extraordinaria.
  • Hablo y testifico de su obra gloriosa: Formar, discipular y testificar. Esta hora tiene mucho de qué hablar.
  • Cuento y publico las maravillas. Hago mi resumen glorioso.


9:00 pm – 21:00 hrs
 “ESTE ES UN TIEMPO DE GRANDES RESULTADOS. ME UNO A LA FIESTA EN LOS CIELOS, PERO EN LA TIERRA VELARÉ POR CADA VIDA NUEVA EN CRISTO”
En el nombre de Dios Todopoderoso, creador de los cielos y de la tierra, y en Jesucristo, el Rey de las naciones, el testigo eterno, el salvador del mundo, el que dio su vida por mí, quien murió en la cruz y resucitó al tercer día, a Él sea la gloria y la honra por los siglos de los siglos. En Su nombre yo declaro que este tiempo es extraordinario y glorioso para mí. Por Jesucristo, nombre que es sobre todo nombre, declaro que cumplo en forma perfecta, sin ninguna distracción, con mi pacto 1260. Es mi compromiso con mi Padre eterno servir para la salvación de millones de vidas; para eso fui escogido desde la eternidad. Me levanto en el poder de su bendito nombre, y por el santo llamado que me hizo desde antes de la fundación del mundo, hoy respondo en forma diligente y efectiva a la agenda del Padre. Por Su gloriosa sangre derramada en la cruz, declaro que estoy  bajo el pacto de inmolación 1260. Este es el pacto:
1        Soy uno con Dios
2    Estoy de acuerdo con su visión en todo
6    Vivo en plenitud de obediencia
0    Nací para ganar, jamás aceptaré la pérdida
Es por eso que no vivo para mí mismo, vivo para agradar al que me envió. Me presento como ofrenda de sacrificio vivo, cumplo con mis asignaciones divinas. A Cristo sea la gloria por los siglos de los siglos.
Este es el tiempo de salvación en grande. Millones de personas aceptan a Jesús como su salvador, en las distintas naciones de la tierra, confiesan sus pecados y entran en arrepentimiento profundo y genuino.
Soy instrumento de Dios que recoge esa cosecha. Tengo mis ojos abiertos.
Todas las personas que confiesan a Jesucristo son firmes en sus decisiones. Declaro que son los mejores discípulos, hasta llegar a ser obreros fieles de su viña gloriosa que llevarán mucho fruto.
Por el poder de la gracia redentiva en Cristo, declaro que veré la gloria como nunca antes en mi territorio asignado. Fructificaré, me multiplicaré y dominaré. Hoy prospera mi rebaño, soy diligente en los hogares, defenderé cada oveja del león y del oso, no perderé ni una. Soy como la hormiga, mis metas están claras, veo con los ojos del espíritu, mi cosecha está lista. El Eterno todo lo preparó para mí. Confieso con plena seguridad y fe que soy como el grano de trigo que sembrado en buena tierra lleva mucho fruto. Mi tiempo es especial, porque sobre mí está la revelación, el poder, la sabiduría y el discernimiento. Por la sangre de Jesucristo no caeré en tentaciones, cumpliré mis asignaciones divinas.
Hoy me uno a la fiesta en los cielos, pero en la tierra velaré por cada vida nueva en Cristo

·                     Entiendo que las vidas que hoy han confesado a Jesucristo son de Él. Hoy me uno a la fiesta en los cielos, pero en la tierra velaré por ellas.
·                     Cuido cada vida como la nodriza cuida las nuevas criaturas. Hoy me uno a la fiesta en los cielos, pero en la tierra velaré por ellas.
·                     Estoy pendiente de los procesos en cada nueva criatura y no la abandonaré. Hoy me uno a la fiesta en los cielos, pero en la tierra velaré por ellas.
·                     Declaro que la maldición del descuido y el espíritu oscuro del avestruz no están en mí. Hoy me uno a la fiesta en los cielos, pero en la tierra velaré por ellas.
·                     Estoy viviendo una expectativa de gloria con cada nuevo que está llegando. Hoy me uno a la fiesta en los cielos, pero en la tierra velaré por ellas.
·                     La multiplicación en grande empezó; por lo tanto, hago mi trabajo completo. Hoy me uno a la fiesta en los cielos, pero en la tierra velaré por las vidas que Dios me entregue.
·                     Las manifestaciones de salvación se expanden en mi territorio. Hoy me uno a la fiesta en los cielos, pero en la tierra velaré por las vidas que Dios me entregue.
Mi postura profética al reposo
  • Activo el poder del dulce reposo sobre mi vida.
  • Bendigo mi familia y mi casa.
  • Bendigo la salud y el bien material que Dios me ha dado.
  • Llamo el espíritu de revelación y de sabiduría.
  • Cierro la maldición de la envidia en mi contra.
  • Llamo la presencia de los ángeles, para mí y para los míos, en el nombre de Jesucristo.
  • Bendigo a cada uno de mis discípulos.
  • Bendigo a cada nueva persona que Dios me entrega.


12:00 m – 24:00 hrs

Gracias Padre, hoy hice mi tarea, ninguno de los que me diste se perdió
“CON LA FUERZA DE MI PADRE, PORQUE NINGUNO DE LOS QUE ME HA DADO SE PERDERÁ”
En el nombre de Dios Todopoderoso, creador de los cielos y de la tierra, y en Jesucristo, el Rey de las naciones, el testigo eterno, el salvador del mundo, el que dio su vida por mí, quien murió en la cruz y resucitó al tercer día, a Él sea la gloria y la honra por los siglos de los siglos. En Su nombre yo declaro que este tiempo es extraordinario y glorioso para mí. Por Jesucristo, nombre que es sobre todo nombre, declaro que cumplo en forma perfecta, sin ninguna distracción, con mi pacto 1260. Es mi compromiso con mi Padre eterno servir para la salvación de millones de vidas; para eso fui escogido desde la eternidad. Me levanto en el poder de su bendito nombre, y por el santo llamado que me hizo desde antes de la fundación del mundo, hoy respondo en forma diligente y efectiva a la agenda del Padre. Por Su gloriosa sangre derramada en la cruz, declaro que estoy  bajo el pacto de inmolación 1260. Este es el pacto:
1        Soy uno con Dios
2    Estoy de acuerdo con su visión en todo
6    Vivo en plenitud de obediencia
0    Nací para ganar, jamás aceptaré la pérdida
Es por eso que no vivo para mí mismo, vivo para agradar al que me envió. Me presento como ofrenda de sacrificio vivo, cumplo con mis asignaciones divinas. A Cristo sea la gloria por los siglos de los siglos.
Este es el tiempo de salvación en grande. Millones de personas aceptan a Jesús como su salvador, en las distintas naciones de la tierra, confiesan sus pecados y entran en arrepentimiento profundo y genuino.
Soy instrumento de Dios que recoge esa cosecha. Tengo mis ojos abiertos.
Todas las personas que confiesan a Jesucristo son firmes en sus decisiones. Declaro que son los mejores discípulos, hasta llegar a ser obreros fieles de su viña gloriosa que llevarán mucho fruto.
Por el poder de la gracia redentiva en Cristo, declaro que veré la gloria como nunca antes en mi territorio asignado. Fructificaré, me multiplicaré y dominaré. Hoy prospera mi rebaño, soy diligente en los hogares, defenderé cada oveja del león y del oso, no perderé ni una. Soy como la hormiga, mis metas están claras, veo con los ojos del espíritu, mi cosecha está lista. El Eterno todo lo preparó para mí. Confieso con plena seguridad y fe que soy como el grano de trigo que sembrado en buena tierra lleva mucho fruto. Mi tiempo es especial, porque sobre mí está la revelación, el poder, la sabiduría y el discernimiento. Por la sangre de Jesucristo no caeré en tentaciones, cumpliré mis asignaciones divinas.
Gracias Padre, hoy hice mi tarea, ninguno de los que me diste se perdió
·                     He velado por ellos, los he cuidado y los cubro con tu sangre bendita. Gracias Padre, hoy hice mi tarea, ninguno de los que me diste se perdió.
·                     Comenzó el movimiento anhelado, mi equipo está en pie y puedo descansar en victoria. Gracias Padre, hoy hice mi tarea, ninguno de los que me diste se perdió.
·                     Un movimiento angelical protege mi hogar y cada paso de mi asignación. Gracias Padre, hoy hice mi tarea, ninguno de los que me diste se perdió.
·                     Cuando entre en mi dulce reposo, te pido, eterno Dios, que me des revelación y dirección precisa de mis próximos pasos. Gracias Padre, hoy hice mi tarea, ninguno de los que me diste se perdió.
·                     Sé que nunca sufriré hambre, ni miseria. Gracias Padre, hoy hice mi tarea, ninguno de los que me diste se perdió.
·                     La cosecha de hoy es gloriosa, la misión y las metas se han cumplido. Gracias Padre, hoy hice mi tarea, ninguno de los que me diste se perdió.
Mi postura profética a la media noche
  • Este es un tiempo para pedir discernimiento respecto a las operaciones del maligno.
  • Es necesario hacer proclamas proféticas de rompimiento de la agenda de los demonios sobre todos los proyectos y el liderazgo de CCN y sobre todos los míos, confesando el poder de la sangre de Jesucristo. ¡Nací para vencer!
  • Hago proclamas con autoridad acerca del gobierno de Dios sobre la tierra. Ordeno a la maldad que salga de mis territorios asignados. Le hablo al espíritu de la ciudad. Llamo familias clave para el Reino de Dios. Ordeno a las cantidades de dinero en posesión de impíos que vengan a mí. (Puedo tomar la santa cena, o hacer actos proféticos, dentro o fuera de mi casa).
  • Llamo a gente, casas, carros, terrenos.
  • Le ordeno al espíritu de confusión que no puede entrar en mi vida. Sólo llegan a mí las personas asignadas por el Padre, desde la eternidad.
  • No tendré temor al dinero. Le hablo y llamo las cantidades que necesito y vendrán.
  • Rompo toda agenda oscura, así como lugares de maldad donde se ha nombrado mi nombre con envidia. Declaro la sangre de Jesucristo y soy libre de todo mal y de toda envidia.
  • Le hablo a los demonios asignados para fastidiar, rechazar y hacer trampas, a la familia apostólica, al liderazgo, a mí, a mi familia y a mis discípulos, para que huyan.
  • Le hablo a los espíritus de asesinato y muerte repentina para recordarles que no tienen ninguna autoridad sobre las familias de CCN, sobre mí, ni sobre mi familia, y que no nos iremos de esta tierra hasta cumplir con la asignación dada por Dios.
  • Digo lo mismo que dijo Jesús: “Vete de mí, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a Él solo servirás”. Declaro que el demonio es el sirviente de Dios, y si es el sirviente de Dios, también es mi sirviente.
  • Declaro que no tengo temor, porque la ley del espíritu de vida y resurrección está en mí, y siempre estará por encima de la mentira y del mal, por el poder del nombre que es sobre todo nombre, Jesucristo.
  • Recuerdo la resurrección de Jesucristo, y también recuerdo que yo resucité juntamente con él.



3:00 am
Hoy se activa sobre mí, la revelación, el poder, la sabiduría y el discernimiento
“EN EL NOMBRE DE JESÚS DECLARO: HOY FLUIRÉ CON REVELACIÓN, PODER Y GLORIA”
En el nombre de Dios Todopoderoso, creador de los cielos y de la tierra, y en Jesucristo, el Rey de las naciones, el testigo eterno, el salvador del mundo, el que dio su vida por mí, quien murió en la cruz y resucitó al tercer día, a Él sea la gloria y la honra por los siglos de los siglos. En Su nombre yo declaro que este tiempo es extraordinario y glorioso para mí. Por Jesucristo, nombre que es sobre todo nombre, declaro que cumplo en forma perfecta, sin ninguna distracción, con mi pacto 1260. Es mi compromiso con mi Padre eterno servir para la salvación de millones de vidas; para eso fui escogido desde la eternidad. Me levanto en el poder de su bendito nombre, y por el santo llamado que me hizo desde antes de la fundación del mundo, hoy respondo en forma diligente y efectiva a la agenda del Padre. Por Su gloriosa sangre derramada en la cruz, declaro que estoy  bajo el pacto de inmolación 1260. Este es el pacto:
1        Soy uno con Dios
2    Estoy de acuerdo con su visión en todo
6    Vivo en plenitud de obediencia
0    Nací para ganar, jamás aceptaré la pérdida
Es por eso que no vivo para mí mismo, vivo para agradar al que me envió. Me presento como ofrenda de sacrificio vivo, cumplo con mis asignaciones divinas. A Cristo sea la gloria por los siglos de los siglos.
Este es el tiempo de salvación en grande. Millones de personas aceptan a Jesús como su salvador, en las distintas naciones de la tierra, confiesan sus pecados y entran en arrepentimiento profundo y genuino.
Soy instrumento de Dios que recoge esa cosecha. Tengo mis ojos abiertos.
Todas las personas que confiesan a Jesucristo son firmes en sus decisiones. Declaro que son los mejores discípulos, hasta llegar a ser obreros fieles de su viña gloriosa que llevarán mucho fruto.
Por el poder de la gracia redentiva en Cristo, declaro que veré la gloria como nunca antes en mi territorio asignado. Fructificaré, me multiplicaré y dominaré. Hoy prospera mi rebaño, soy diligente en los hogares, defenderé cada oveja del león y del oso, no perderé ni una. Soy como la hormiga, mis metas están claras, veo con los ojos del espíritu, mi cosecha está lista. El Eterno todo lo preparó para mí. Confieso con plena seguridad y fe que soy como el grano de trigo que sembrado en buena tierra lleva mucho fruto. Mi tiempo es especial, porque sobre mí está la revelación, el poder, la sabiduría y el discernimiento. Por la sangre de Jesucristo no caeré en tentaciones, cumpliré mis asignaciones divinas.
·                     El rendimiento hoy será glorioso y extraordinario para mí. Mi día será perfecto, estaré conectado en adoración con mi Dios. Iré sólo a los lugares que el Espíritu de Dios me guíe. Hoy se activa sobre mí la revelación, el poder, la sabiduría y el  discernimiento.
·                     Mi vida, mi familia y mis pasos están protegidos por el Eterno. Me alimento de la Palabra viva y de la fortaleza eterna, las cuales provienen del Padre. Recibo la dirección de mi Padre para todo lo que hoy realice. Hoy se activa sobre mí la revelación, el poder, la sabiduría y el discernimiento.
·                     Tengo el poder de la profecía. Las fuerzas del mal no prevalecen sobre mí. Hoy es día de liberaciones súper maravillosas. Cae de inmediato toda agenda maligna. Mi vida, mi familia, mis discípulos, y los obreros de la viña gloriosa, no caeremos en tentación. Hoy rendiré en grande. Hoy se activa sobre mí la revelación, el poder, la sabiduría y el  discernimiento.
·                     Mis pasos son rectos, porque hoy los guía Dios. No iré a ningún lugar incorrecto. Mi camino es glorioso y seguro. Veré la manifestación extraordinaria de Dios, lo que pise hoy lo poseo, porque tengo en mi pies el poder y el dominio de Dios. Hoy se activa sobre mí la revelación, el poder, la sabiduría y el discernimiento.
·                     Rayando el alba siempre ocurrieron los grandes milagros que nos indica la Escritura. Hoy raya el alba sobre mí. Rendiré milagrosamente en todo. La iluminación de mi camino es total, segura y perfecta. Hoy se activa sobre mí la revelación, el poder, la sabiduría y el  discernimiento.
·                     Todos los dones del Espíritu Santo funcionan en mí, y opero en el poder de su gracia.  Hoy mis oídos escuchan, claramente, su Palabra, y vivo viendo, perfectamente, con los ojos de la eternidad. Hoy se activa sobre mí la revelación, el poder, la sabiduría y el  discernimiento.
·                     Hoy es creado el bien de Dios sobre mi vida. Veré milagros como nunca. Se manifestarán milagros súper extraordinarios por el poder creativo de Dios. Hoy veré la manifestación de su gloria. Hoy mis ojos verán manifiesto todo lo que ya existe en la agenda de Dios para mí. Todo lo adverso se sujeta debajo de mis pies. Hoy se activa sobre mí, la revelación, el poder, la sabiduría y el discernimiento.
Mi postura profética en la cuarta vigilia
  • Este es un tiempo donde yo determino, proféticamente, la agenda de los resultados del día.
  • Con los ojos abiertos del espíritu, veo el libro del Padre para mí. Recibo su dirección y obedezco todo. ¡Yo veré su gloria!
  • En la cuarta vigilia se rompe cualquier trampa maligna.
  • En la cuarta vigilia recibo detalles espirituales para el resto del día.
Mi tiempo de ganar miles de personas, para Jesucristo, llegó. “Es aquí…, y es ahora”



FEDERACIÓN CENTRO CRISTIANO PARA LAS NACIONES (CCN)
Motivos permanentes de oración
  1. Por las metas y proyectos de fe del año.
  2. Para que el proyecto CASAS DE PAZ se lleve a cabo en cada hogar y familia de Venezuela.
  3. Por el fortalecimiento de las nuevas congregaciones CCN en Venezuela y en los países donde tenemos presencia.
  4. Por parejas pastorales con mentalidad apostólica, fieles, maduras y sólidas en la fe. Totalmente comprometidas con la visión-misión CCN.
  5. Para que el Espíritu de Dios siga dando luz, hasta conseguir todas las claves y estrategias para la consolidación efectiva de alto nivel, que nos permita conservar las personas que ganemos para el Reino de Jesucristo.
  6. Para que las Casas Oikos, de Paz y de Congregación se desarrollen como comunidades donde abunde lo profético y revelacional.
  7. Por la abundancia de recursos financieros para el desarrollo de los proyectos CCN.
  8. Para que nos sea revelado a tiempo todo lo que Dios está haciendo en las naciones y en nuestra tierra.
  9. Porque cada Conferencia, Seminario, Taller y Congreso que se lleva a cabo en CCN tenga como objetivo aclarar y fortalecer la visión-misión CCN y nos impulse al logro de las metas.
  10. Para que las armas espirituales que usamos (altar familiar, oración de madrugada, alabanza y adoración, reuniones congregacionales, código 1260, el poder del 1, el poder de las inversiones inteligentes y el poder de las familias unidas) sean cada día más funcionales.
  11. Para que CCN nunca pierda su grandeza, que se muestra a través de un espíritu de fe, obediencia, humildad, servicio y generosidad.
  12. Para que la Editorial Amplitud mantenga su enfoque apostólico y profético. Por la revista Plataforma para su impresión en otros idiomas, por la distribución cada día más efectiva y para que llegue a un mayor número de naciones.
  13. Por las “Alianzas Ministeriales e Institucionales Estratégicas” para que fortalezcan y hagan realidad los proyectos de cambios y transformaciones que requiere nuestra sociedad.
  14. Por la formación y permanencia de líderes con mentalidad de Reino.
_______________________________________
Le invitamos a visitar nuestra página web www.ccnven.org para que conozca nuestra programación y la dirección de las congregaciones a nivel nacional e internacional.
Teléfonos oficina central en Caracas-Venezuela 
(00 58) 212 577 54 69 / 63 55

No hay comentarios.: